Skip to Content

Disminución Normal y Disminución Invisible

Este post también está disponible en: English

Al contrario que los aumentos, con los que la pieza de crochet aumenta de tamaño al tejer varios puntos en el mismo punto, las disminuciones permiten hacer una pieza de crochet más pequeña o más estrecha uniendo varios puntos.

Existen dos técnicas diferentes para unir puntos. La primera es la disminución «normal», y la segunda es la «invisible», que debería ser la técnica estándar para todos tus proyectos amigurumi.

Ambas disminuciones sirven para lo mismo, es decir, reducir el número de puntos, pero la diferencia está en la manera de tejerlos y, en concreto, en su aspecto final.

Disminución Normal y Disminución Invisible

Técnicas Necesarias

Material y Herramientas Necesarios

Puedes pedir los materiales en el enlace correspondiente (enlace de afiliado).

Disminución en Crochet Modo Normal

Aquí te mostramos cómo se hace una disminución «normal» en una pieza de crochet tejida en hileras con punto bajo. Dado que al tejer en hileras siempre se cambia de lado, lo más recomendable es emplear la disminución normal, ya que tendrá prácticamente el mismo aspecto por ambas partes, al contrario que ocurre con la disminución invisible.

En el siguiente ejemplo te explicaremos cómo unir 2 puntos. Esta técnica sirve para unir tantos puntos como desees.

Utiliza las casillas para ir marcando las vueltas, hileras y pasos que hayas acabado.

  • Paso 1: Primero pasa la aguja por el siguiente punto (a través de ambos bucles), haz una lazada y pasa el hilo por el punto que acabas de atravesar. Ahora tienes dos bucles en la aguja.

  • Paso 2: Vuelve a pasar la aguja por el siguiente punto, haz una lazada y pasa el hilo por el punto que acabas de atravesar. Ahora tienes tres bucles en la aguja. Si quisieras unir más de 2 puntos, tendrás que repetir este paso. En este caso, estamos uniendo solamente 2 puntos. Si quisieras unir 3 puntos, tendrías que pasar la aguja de nuevo por el siguiente punto, hacer una lazada y pasar el hilo.

  • Paso 3: Este es el paso en el que se unen los dos puntos. Haz otra lazada y pasa el hilo por los 3 bucles de la aguja. Acabas de hacer una disminución. Después de unir los puntos, el resultado será 1 solo punto en lugar de los 2 puntos iniciales: no importa con cuántos puntos empieces, cuando hagas una disminución siempre acabarás con 1 solo punto.

Acabas de disminuir 2 puntos en 1. Si unes más de 2 puntos, haz lo mismo con todos los puntos que quieras unir.

Importante: Cuantos más puntos unas, más ceñida quedará la pieza de crochet. Por cada punto que unas con otro, tendrás 1 punto menos al final de cada vuelta o hilera.

Ejemplo 1: Tienes una hilera con 20 puntos. En la siguiente hilera, unes 2 de los puntos, es decir, 2 puntos se convierten en 1, así que al final de la hilera tendrás solo 19 puntos.

Ejemplo 2: Tienes una hilera con 20 puntos. En la siguiente hilera, unes 2 de los puntos dos veces, así que al final de la hilera tendrás solo 18 puntos.

A continuación puedes ver una comparación entre una disminución normal y la parte que se ha tejido con aumentos.

Cómo tejer una Disminución Invisible

Para la disminución invisible, deber saber de antemano qué son la hebra delantera y la hebra trasera, ya que las disminuciones invisibles se tejen SOLO con la hebra delantera.

Para este ejemplo, hemos hecho la disminución invisible en una pieza redonda en espiral con punto bajo. También puedes tejer disminuciones invisibles en piezas tejidas en hileras o vueltas.

Sin embargo, dado que las disminuciones invisibles crean una diferencia visible en el «interior» de la pieza de crochet, te recomendamos utilizar la disminución invisible solamente en proyectos en los que el interior de la pieza no resulta visible, como los amigurumi.

  • Paso 1: En lugar de atravesar todo el punto, como ocurre con las disminuciones normales, pasa tu aguja de crochet SOLO por la hebra delantera del punto, para que la aguja salga entre los dos bucles del punto. Ahora tienes dos bucles en la aguja.

  • Paso 2: En lugar de hacer una lazada y tirar del hilo, pásalo SOLO por el bucle delantero del siguiente punto. Ahora tienes 3 bucles en la aguja.

  • Paso 3: Haz una lazada y pasa el hilo SOLO por los 2 primeros bucles de la aguja. Ahora volverás a tener solo 2 bucles en la aguja.

  • Paso 4: Haz una lazada de nuevo y pasa el hilo por los 2 bucles de la aguja. Has unido 2 puntos.

Aunque no lo parezca a primera vista, en comparación con la disminución normal, la disminución invisible crea un patrón de de punto más «limpio», que se parece mucho más a un patrón creado con puntos bajos normales.

Al igual que ocurre con la disminución normal, también puedes unir más de 2 puntos con la disminución invisible. Solo tendrás que atravesar tantas hebras delanteras como puntos quieras unir.

Independientemente de que hagas una disminución normal o una disminución invisible, cuantos más puntos unas, menos sutil será en la superficie de crochet y más visible será la disminución. La disminución invisible, al igual que la disminución normal, crea 1 punto menos por cada disminución.

Si en una vuelta unes 2 puntos, terminarás con 1 punto menos que en la vuelta anterior. Si unes 3 puntos, 3 puntos se convertirán en 1 solo punto, es decir que acabarás con 2 puntos menos que en la vuelta anterior.

A continuación puedes ver una comparación entre una disminución invisible y la parte que se ha tejido con aumentos.

Cuándo utilizar los distintos Tipos de Disminución

Te recomendamos que aprendas las dos técnicas, ya que el tipo de disminución que utilices dependerá del tio de pieza de crochet que estés tejiendo.

Pero por lo general, SIEMPRE deberías usar la disminución invisible para todos tus proyectos amigurumi siempre que sea posible, simplemente porque los resultados son mejores y proporciona un mejor acabado.

Puedes utilizar ambas técnicas independientemente de lo que tejas y de cómo lo tejas, ya sea en hileras, en espiral, o en vueltas.

Este post también está disponible en: English

Please visit the Shop for printable Patterns!